Las bicicletas eléctricas son una alternativa cada vez más presente en nuestra sociedad. Este tipo de vehículo es reconocido por su rendimiento económico, por el poco espacio que utiliza dentro y fuera de casa, y por el nulo impacto medio ambiental que posee.

Todas estas son ventajas que llaman la atención y que muy difícilmente se pueden pasar por alto. Sin embargo, como todos los productos, obtener una bicicleta eléctrica requerirá de una inversión inicial, ya sea en la compra o en la adaptación de nuestra actual compañera.

El kit de bicicleta eléctrica es una opción económica para quienes quieran contar con este medio de transporte sin realizar el gasto integral sobre el vehículo. Estos kits vienen con un motor, una batería, un controlador y un acelerador.

De esta manera podrás adaptar tu actual bicicleta y hacerla funcionar con la última tecnología. Es por esto que si estás pensando en realizar un cambio de este estilo, a continuación te dejamos algunos elementos que deberás tener en cuenta para lograr los mejores resultados.

El recorrido

El primer punto a considerar es el recorrido que haremos con nuestra bicicleta. La distancia que realizaremos diariamente es un factor de vital importancia para poder elegir un kit que se adapte a nuestras necesidades. La batería, por ejemplo, variará de forma considerable en función de los kilómetros en los que utilizaremos este sistema.

Es importante destacar que los kits convencionales permiten al usuario recorrer una distancia de entre 15 y 25 kilómetros, lo que en muchos casos es más que suficiente. En caso de que tu rutina te exija un poco más, los motores de mountain bike alcanzan hasta los 40 kilómetros de desplazamiento.

La potencia

Si queremos contar con una pequeña ayuda para momentos específicos de nuestro trayecto, no habrá mayores inconvenientes con respecto a la potencia del motor. En este sentido debemos ser cuidadosos con la exigencia que le daremos, puesto que existen diferentes tipos de kit según la carga que tendrá nuestro desplazamiento.

Kit bicicleta eléctrica Cómo elegirlo

Bicicleta eléctrica de montaña

Si utilizarás tu bicicleta eléctrica en Pamplona principalmente en zonas llanas, no tendrás mucho de qué preocuparte. Los kits estándar te ayudarán a realizar el trayecto sin grandes problemas. En el caso de que tu ruta disponga de pendientes pronunciadas, quizás sea mejor contar con un producto que tenga mucha más potencia.

Puntos de carga

Otro factor de vital importancia tiene relación con los puntos en los que podremos recargar nuestra bicicleta eléctrica. Esto dependerá en gran medida de la ciudad o municipio en que nos encontremos, lo que tendrá repercusión en la cantidad de kilómetros que podrá recorrer tu batería sin descargarse.

Si vives en una zona en la que todavía no existen las condiciones ideales para este tipo de vehículos, lo mejor que puedes hacer es comprar un kit con una batería de gran amperaje. Mientras mayor sea este valor, más tiempo de recorrido podrás realizar sin preocupaciones.

Tipo de motor

Antes de realizar la compra de tu kit será importante revisar qué tipo de motor tendrá este. En el mercado actual existen dos categorías principales, cuya principal diferencia es la potencia de arranque con la que cuentan.

En primer lugar encontramos los motores con corriente continua, los cuales se caracterizan por tener una potencia de arranque bastante alta. Por otro lado tenemos los motores Brushless, cuyo sistema de acción es más moderno, pero carecen de la potencia entregada por la corriente continua al arrancar.

Esperamos que con esta información tengas mayor claridad en torno al tipo de producto que necesitas. Si estás pensando en adquirir un kit de bicicleta eléctrica, no dudes en contactar con Vendebicis, tienda de bicicletas eléctricas en Pamplona.