Las bicicletas eléctricas son uno de los mejores inventos de los últimos tiempos, son un método de transporte sumamente cómodo, que nos pueden llevar sin problema de un lado al otro, cuidan el medioambiente y además no gastamos casi dinero en mantenimiento o en energía eléctrica. El costo más grave y alto que podemos tener con una bicicleta eléctrica consiste en su batería. Como una ayuda para que puedan ahorrar algo de dinero y además, seleccionar la mejor batería (cuando deban cambiarla), les traemos algunos consejos que pueden ayudarles mucho en un proceso que puede ser algo complicado (por la cantidad de marcas y tipos de baterías disponibles en el mercado).

 

Consejos para elegir una batería para bicicleta eléctrica:

 

 

1.- Conocer los indicadores de potencia más relevantes de nuestra batería

El primer consejo que queremos darles es que tengan muy claro cuáles son los indicadores de potencia de nuestra batería, esto quiere decir, conocer tres conceptos claves como son: voltaje de la batería (su potencia), amperaje de la batería (autonomía) y, por último, los vatios/hora (la combinación de las dos anteriores).

Que el voltaje marque la potencia de la batería simplemente significa que mientras mayor voltaje tenga nuestra batería, mayor potencia tendrá nuestra bicicleta eléctrica. Para las bicicletas eléctricas suelen utilizarse baterías que rondan los 36 V, las de mayor voltaje pueden ser mucho más caras y ofrecen un rendimiento para la bicicleta que ya no forme parte de la ley en nuestro país.

Por otro lado, que los amperios indiquen la autonomía significa el tiempo de duración de la batería para poder recorrer espacios sin tener que cargarla de nuevo. El amperaje más común de una batería para bicicleta eléctrica es de 10 Ah, una cantidad que (dependiendo del motor de la bici) puede ofrecernos un poco más de 65 kilómetros de autonomía.

 

2.- Tomar en cuenta la relación precio-autonomía

Más importante que la potencia de nuestra bicicleta es la autonomía que la batería pueda ofrecernos, por lo tanto, se recomienda buscar baterías económicas pero que cuenten con una gran autonomía, es decir, con un amperaje más alto.

 

3.- No guardar una batería

A pesar de que es un consejo que seguramente no tiene nada que ver con el comprar una batería nueva, queremos hacerles una gran recomendación y es que no importa que tan económica podamos encontrar una batería, nunca es conveniente comprarla y guardarla para usarla algunos meses después. Recuerden que las baterías no solamente se dañan con el tiempo, también se dañan si están guardadas y no se utilizan.

 

Elegir una batería no es una tarea tan sencilla, pero conociendo los indicadores más potentes podremos tomar una decisión que no solamente nos ayude a ahorrar buenas cantidades de dinero, también una decisión que pueda sacarle el mayor provecho a nuestra bicicleta eléctrica.